Viviana Canosa podría ser condenada a un año de prisión

Viviana Canosa
Compartir

El diputado nacional, Mariano Mansilla, denunció hoy penalmente a la conductora televisiva Viviana Canosa, por promover supuestamente la ingesta de dióxido de cloro. 

En la denuncia del legislador a Canosa se le acusa del “delito de curandería” por anunciar el consumo del producto desinfectante.

Mansilla resaltó la gravedad del hecho vinculándolo con la muerte de un niño de cinco años en la localidad neuquina de Plottier, cuya familia indicó que le había suministrado el producto. Sin embargo, aún no se confirmó si los efectos tóxicos del mismo están vinculados al fallecimiento del menor.

El legislador pide que se investigue si Canosa incurrió en el delito contemplado en el artículo 208 del Código Penal “que tradicionalmente adquirió el nombre del delito de curandería o ejercicios ilegales de la medicina”.

La pena prevista para este delito es de 15 días a un año de prisión para quienes, sin título ni autorización para el ejercicio de un arte de curar o excediendo los límites de su autorización, anunciare, prescribiere, administrare o aplicare habitualmente medicamentos, aguas, electricidad, hipnotismo o cualquier medio destinado al tratamiento de las enfermedades de las personas, aun a título gratuito.

El diputado Mansilla.

La polémica que vincula a Canosa con la muerte del niño de Plottier comenzó el 2 de agosto, con un tweet de la conductora: #AndreasKalcker Yo tomo #CDS. Kalcker es uno de los principales promotores del dióxido de cloro, por lo que ha amasado una fortuna desafiando las indicaciones de organismos oficiales sobre los peligros que trae el consumo de esta sustancia.

Dos días después, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) recomendó no consumir medicamentos no autorizados. El organismo citó un informe de la Organización Panamericana de la Salud destacando que la ingesta de dióxido de cloro y el clorito de sodio reaccionan rápidamente en los tejidos humanos y si se ingieren, pueden causar irritación en el esófago y estómago, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicaciones severas, entre otras complicaciones que pueden incluir graves trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales.

Al día siguiente, Canosa respondió a las críticas tomando dióxido de cloro para cerrar su programa. “Yo no recomiendo, les muestro lo que hago”, aclaró con tono sarcástico la conductora, tal vez en un intento de resguardarse legalmente.



Compartir