El Espacio de Elías Almada Presenta: Ludwig van Beethoven​

beethoven

beethoven

Por Elías Almada

Escritor
E-mail: almada-22@hotmail.com

 Bonn, Arzobispado de Colonia; 16 de diciembre de 17702​-Viena, 26 de marzo de 1827.

Compositor, director de orquesta, pianista y profesor de piano alemán. Su legado musical abarca, cronológicamente, desde el Clasicismo hasta los inicios del Romanticismo.

Es considerado uno de los compositores más importantes de la historia de la música y ha influido de forma decisiva en la evolución posterior de este arte.

Siendo el último gran representante del clasicismo vienés (después de Christoph Willibald Gluck, Joseph Haydn y Wolfgang Amadeus Mozart), Beethoven consiguió hacer trascender la música del Romanticismo, influyendo en diversidad de obras musicales del siglo XIX.

Su arte se expresó en numerosos géneros y aunque las sinfonías fueron la fuente principal de su popularidad internacional, su impacto resultó ser principalmente significativo en sus obras para piano y música de cámara.

Su producción  treinta y dos sonatas para piano,  numerosas obras de cámara para conjuntos instrumentales de entre ocho y dos miembros,  conciertos para piano, para violín y triple, dos misas, un oratorio, dentro del género de música de cámara, la ópera Fidelio, un ballet, músicas para obras teatrales, y  en lo orquestal ocupan un lugar preponderante Nueve sinfonías.

Descendente de una familia de campesino, fue su padre  embelesado con Mozart quien desde muy niño lo inicio en la música, conciertos en las noches para su padre y amigos alcohólicos muchas vece hicieron que faltara  a la escuela, y además que estrechara vínculos con su madre a la que amó mucho.

A los 7 años actuó por primera vez en público y  a los 17  se trasladó de Colonia a Viena, donde llegó a conocer a Mozart,  recibió clases de composición con Joseph Haydn, de contrapunto con Johann Georg Albrechtsberger y Johann Baptist Schenk y de lírica con Antonio Salieri,  a los  24 años publicó su primera obra importante: tres tríos para piano, violín y violonchelo (Opus 1) y el año siguiente, en 1795, realizó su primer concierto público en Viena como compositor profesional, en el que interpretó sus propias obras.

Posteriormente, realizó una gira por Praga, Dresde, Leipzig, Berlín y Budapest.

Siguió realizando y publicando sus obras hasta que en 1800 publica su primera sinfonía, para ese entonces ya era reconocido y apreciado por el público, su crecimiento artístico le hizo ganar independencia de la Corte, ya no necesitaba de ella para sobrevivir, pero comienza a quedarse sordo y  entonces la aristocracia austriaca, quizás avergonzada por la muerte de Wolfgang Amadeus Mozart en la pobreza, le asigna una pensión, se dedica más a crear y comienza a disminuir sus presentaciones, Beethoven que había terminado  Leonore, su única ópera, compone cuatro oberturas diferentes y finalmente cambió el nombre de dicha ópera a Fidelio, en contra de sus deseos; el 20 de noviembre de 1805 fue la fecha de la primera representación, que tuvo poca afluencia de público, ya que esa misma semana las tropas de Napoleón habían entrado por primera vez en Viena.

En los años siguientes, incrementó su actividad creadora y compuso muchas obras, entre ellas la Quinta sinfonía, la Sexta sinfonía o Sinfonía Pastoral, la Obertura Coriolano y la bagatela para piano Para Elisa.

Beethoven había entablado contacto con el inventor Johann Mäzel, que le construyó varios instrumentos para ayudarlo con sus dificultades auditivas, como cornetas acústicas o un sistema para escuchar el piano.

Su obra orquestal La victoria de Wellington fue compuesta en 1813 para ser interpretada con un panarmónico, otro de los inventos de Mäzel, esta obra era un homenaje a la victoria sobre los ejércitos napoleónicos en la batalla de Vitoria por parte del duque de Wellington y alcanzó gran popularidad, además de volverlo verdaderamente famoso, lo que le procuró grandes ingresos.

Sin embargo, él mismo la calificó como “basura” (algo que no dijo de ninguna otra obra suya) y hoy está completamente olvidada.

El invento de Mäzel que más impresionó al compositor fue el metrónomo. Luego por la muerte de uno y quebranto de otro pierde a sus mecenas y comienza a tener serias dificultades económicas, ya en 1816 comienzo a escribir su obra más  conocida y elogiada ,” La Novena  Sinfonía” la que finalizó en 1823 y se conoce con el compositor italiano Rossini.

El 13 de abril de ese año conoció a Franz Liszt, que entonces tenía once años, durante un concierto del compositor húngaro y lo felicitó por su interpretación.

Años más tarde, Liszt transcribió todas las sinfonías de Beethoven para piano y fue un destacado intérprete de su obra.

El estreno de la Novena sinfonía tuvo lugar el 7 de mayo de 1824 y fue un rotundo éxito a pesar de las dificultades técnicas que entrañaba la obra. 

Al tiempo sufre un quebranto de su salud entando en la casa de su hermano, en Gneixendorf, aun así inicia el trabajo de composición de su Décima Sinfonía.

Intenta regresar a Viena pero en el camino la muerte lo sorprende en un frio cuarto de una taberna  la vera del camino.


Compartir
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Villa Mantero Noticias
Hola !
Puedes comunicarte con nosotros aquí