«Las actitudes del gobernador van en contra de lo que se le exige al pueblo»

Leandro Arribalzaga, presidente del Comité Provincial de la Unión Cívica Radical (UCR) de Entre Ríos

Leandro Arribalzaga, presidente del Comité Provincial de la Unión Cívica Radical (UCR) de Entre Ríos

Compartir

Por Leandro Arribalzaga

Presidente del Comité Provincial de la UCR de Entre Ríos

El presidente del comité provincial de la Unión Cívica Radical de Entre Ríos, Leandro Arribalzaga, criticó al gobernador Gustavo Bordet por considerar que sus actitudes «van en contra sentido de lo que le exige al pueblo», al evaluar, por una parte, la reciente ley de Emergencia y por otra, el aumento de gastos en la administración pública.


Los conceptos están referidos concretamente al llamado a licitación pública formulado de manera oficial «para contratar un sistema de seguimiento y monitoreo de noticias sobre la imagen del gobierno de la provincia de Entre Ríos»

Al respecto, Arribalzaga recordó que hace algunas semanas «en un rapto de celeridad, el gobierno sacó de la galera una nueva ley de Emergencia, que esta vez la llamaron Solidaria, donde se le impone una carga más a jubilados, empleados públicos y sector privado, para de alguna manera morigerar el estado de las cuentas públicas desvencijadas».

En ese sentido, añadió:

«A nuestro gobernador poco pareciera interesarle a quien le repercute esta nueva ley o si ésta es rayana con la inconstitucionalidad».

«Sus actitudes van en contrasentido de lo que se le exige al pueblo ya que, en vez de actuar buscando disminuir gastos, o imbuirse de austeridad o abocarse a temas de vital importancia ahora llama a una nueva licitación pública la 11/2020».

El problema no es la licitación, sino el objeto por el cual convoca, “contratar un sistema de seguimiento y monitoreo de noticias sobre la imagen del Gobierno de la provincia de Entre Ríos”, ¿es de vital importancia seguir o monitorear la imagen de un gobierno?», interrogó.

Reseñó que existen prioridades «más acuciantes desde lo económico, la salud, la seguridad, la educación, lo social, el fuego en las islas, los robos de guantes blancos, la pandemia y podríamos seguir enumerando».

Ahora pregunto ¿se comprende en el Ejecutivo el significado de emergencia?.

Conceptualmente ésta es un suceso que exige atención inmediata estableciendo prioridades a ser atendidas para enfrentar un desastre consumado o potencial.

Si esta emergencia en que se encuentra Entre Ríos es entre otras en la economía del Estado ¿sólo se subsana con mayor presión impositiva? O como contra partida es consecuente se deje de mal usar los recursos de la economía de ese Estado», dijo Arribalzaga.

Y finalizó:

«Volviendo al tema licitatorio, contratar un sistema de seguimiento y monitoreo de la imagen de un gobierno, pregunto ¿es imprescindible y necesario? En una emergencia económica y solidaria, ¿Por qué monitorear la imagen? ¿Es prioridad la imagen a las necesidades de la realidad que vivimos los entrerrianos?, éste mal gasto, ¿es sólo la tela invisible del cuento de Andersen? “El traje nuevo del emperador” o es para barruntar la libertad de prensa y el derecho a la información (fundamentos de la democracia y el desarrollo).

Más cuando el periodismo llega casi a cumplir un rol de cuasi fiscal ante ciertas situaciones.

Seamos claros la pauta publicitaria oficial no debe ser usada para otro propósito que la difusión de los actos de gobierno.

Si se buscó en la emergencia “solidaria” «un salvavidas que éste sea para todos los entrerrianos y no sólo para quienes detentar el poder de turno», concluyó.



Compartir