La provincia fortalece la promoción de los derechos de niñas, niños y adolescentes con discapacidad

Villa Mantero Noticias

La ministra de Desarrollo Social, Marisa Paira, junto a la directora del Iprodi, Inés Artusi, acompañó el taller de capacitación sobre Derechos de niñas, niños y adolescentes con discapacidad, dirigida a referentes comunitarios y ofrecido por profesionales de la Fundación IPNA.

Compartir

En el marco de la Semana de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia, que se lleva adelante en la provincia, se desarrolló este martes, la actividad que tuvo impulso a partir del proyecto que desarrolla dicha fundación con el Instituto Provincial de Discapacidad (Iprodi), dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, y el apoyo de UNICEF Argentina, que apunta al fortalecimiento del Certificado Único de Discapacidad (CUD) en localidades más vulnerables. Desde hace más de tres años se viene trabajando para extender ese derecho a departamentos como Islas del Ibicuy y Feliciano, y más recientemente en Federal y La Paz.


El principal objetivo del encuentro fue visibilizar e informar sobre la temática, difundir el modelo social de la discapacidad y generar canales de participación para facilitar y ampliar el acceso a derechos.

“Nos parece importante generar en esta Semana de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia una instancia de reflexión, desde una mirada comunitaria, de la discapacidad. Hemos organizado las actividades de esta semana bajo los ejes temáticos de Primera Infancia, Infancia, Adolescencia y Abuso Sexual, pero sabemos que la discapacidad es transversal a cada uno. En este sentido, es fundamental que podamos consolidar un camino conjunto con los gobiernos locales y las organizaciones de la sociedad civil para garantizar la accesibilidad de derechos”, resaltó la ministra Paira durante el saludo inicial. Y agradeció a IPNA y a UNICEF la voluntad de acompañar esta charla.

Por su parte, la directora del Iprodi, Inés Artusi, destacó: «Estamos trabajando en llegar a la mayor cantidad de lugares de la provincia, para que los entrerrianos puedan acceder al primer derecho, que es el CUD. En ese marco pensamos, y recibimos constantemente pedidos de referentes de organizaciones barriales. Nos acercan la inquietud de cómo asesorar y acompañar a madres para que sus hijos tengan el CUD. Nos pareció muy importante, y en seguida el equipo de IPNA se sumó».

La funcionaria dijo que el objetivo de la actividad, además, es «ponernos a disposición y hacer más cercana la posibilidad de acceder al Certificado».

Discapacidad y Derechos

El equipo de Fundación IPNA a cargo del encuentro estuvo compuesto por María Cecilia Gascó, Belén Benarós y Eduardo Del Águila, acompañados por la responsable de Juntas Evaluadoras de la provincia, María José Leconte.

«Es un placer compartir este espacio en esta situación que nos ha planteado la pandemia», relató Eduardo Del Águila, quien contó que desde los dos primeros departamentos, Islas y Feliciano, se ha ido avanzando hacia otros departamentos entrerrianos.

En esta etapa se amplió el proyecto a La Paz y Federal, a través del trabajo de la Junta Evaluadora itinerante que realiza las evaluaciones y certificaciones luego de un trabajo de articulación con las áreas locales. «La dificultad que vemos a lo largo del país es que en las personas en situación de vulnerabilidad se hace más difícil. Y en poblaciones rurales la vulnerabilidad es aún mayor», explicó. «La elección de los departamentos no fue caprichosa, fue consensuada», indicó.

Del Águila detalló cuál es el trabajo de la Fundación IPNA y su concepto dinámico de discapacidad. «Es muy importante estar abiertos para que esta mirada no se cristalice, e ir adaptándose», subrayó.

«El 80 por ciento de las personas con discapacidad vive en países en desarrollo», dijo durante su exposición, destacando la correlación entre la vulnerabilidad y discapacidad y el rol de los Estados. «Hay muchas situaciones que se podrían modificar», agregó.

En esa línea, brindó datos sobre la discapacidad en la Argentina, que alcanza al 12,9 por ciento de la población, y el acceso a derechos básicos como el CUD, que es «la llave clave para el acceso a derechos de personas con discapacidad, en este caso niños, niñas y adolescentes».

«Algo clave en el abordaje de la discapacidad es romper el círculo de la invisibilidad, que tengan una participación plena y sean sujetos de derechos», resaltó. En ese marco hizo un repaso por los distintos modelos de discapacidad en la historia: el de prescindencia, el rehabilitador y el social, que buscó ser el eje de la actividad.

Belén Benarós, por su parte, se refirió a la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y las normativas nacionales al respecto, en tanto que María José Leconte brindó detalles de cómo se está trabajando en el marco de la emergencia sanitaria y el proceso de instrumentación de evaluaciones no presenciales para la obtención del CUD. «Esta modalidad vino para quedarse, sobre todo para aquellas personas de zonas rurales que no pueden trasladarse», señaló.

(Prensa Ministerio de Desarrollo Social)



Compartir