El maestro está en el origen, en el desarrollo de cada uno de nosotros

Domingo Faustino Sarmiento - Día Del Maestro

Domingo Faustino Sarmiento

Compartir

Columna de opinión


Por Leandro Arribalzaga

Presidente UCR – Entre Ríos

Con admiración y con profundo respeto digo feliz día de la maestra y el maestro.

Quienes asumen ese compromiso de amor, de dar, de formar, de acompañar a otros en un proceso de crecimiento intelectual y formativo, son ejemplo y como tal deben ser reconocidos, acompañados por todos.

El maestro está en el origen, en el desarrollo de cada uno de nosotros, es quien deja indelebles pinceladas que serán partes nuestra en toda la existencia.

Ese reconocimiento no debe ser sólo un 11 de septiembre o en la memoria de Sarmiento solamente; reconocer es hacerse cargo desde el lugar que se ocupe, de la responsabilidad que cabe.

Seamos claros debe haber políticas educativas con presupuesto acorde detrás, de otra manera no hay lugar para hablar de calidad educativa.

Un docente no puede tener sueldos paupérrimos, en él todos confiamos a nuestros hijos, en él está el inicio del futuro de nuestra provincia, de nuestra nación.

Un docente debería tener la tranquilidad de poder recibir lo que le corresponde para llevar el sustento a su hogar y no correr de un trabajo a otro, haciendo dedo esperando que algún buen samaritano se apiade de él. Que los elementos para su tarea estén disponibles.

Recordar un acontecimiento pasado como fue ayer 10 de septiembre de 1814 la creación de Entre Ríos, nos debe ayudar a entender los errores de la actualidad que nos llevan a caer en un estado de sumisión que nunca ha sido propio de nosotros los entrerrianos.

Reconocer debe ser poner manos a la obra para cambiar el destino de todos, vivimos y somos acérrimos defensores de la democracia como sistema, y lo sostenemos a raja tabla, ella se consolida con respeto e igualdad de oportunidades y se debe comenzar por el principio donde los maestros son la herramienta por excelencia, si se niega el origen el resultado lo padecemos a diario, en el sistema de salud, en la seguridad y en tantas otras cosas, que si no fuera por los trabajadores de cada área todo sería peor.
Siempre es buen momento para enmendar errores, sino las malas políticas del presente condenarán el resultado del mañana y las generaciones futuras lo van a recordar.

Por eso se debe actuar ahora para festejar el día del maestro con el mejor resultado una provincia prospera, con justicia, salud, seguridad, desarrollo, en síntesis una provincia con futuro como la soñaron los próceres de 1814.

¡Feliz día, Maestros!.



Compartir