El Estado provincial acompaña a los jóvenes que trabajan por la comunidad

El estado provincial acompaña a los jovenes que trabajan por la comunidad

Este espacio comunitario es un nexo para articular los programas del gobierno entrerriano con los vecinos

Compartir

En el marco del Día Internacional de la Juventud, la ministra de Desarrollo Social, Marisa Paira, dialogó con jóvenes que desarrollan diferentes tareas en el Centro Social San Agustín, que funciona desde hace más de 16 años en el barrio San Agustín de Paraná.


Este espacio comunitario es un nexo para articular los programas del gobierno entrerriano con los vecinos, y es frecuentado por gran cantidad de personas que viven en el barrio, quienes además pueden acceder a la variada oferta de actividades que se brindan en el lugar de manera gratuita. Entre ellas, apoyo escolar, deportes, peluquería, talleres de actividad física para adultos y de prevención de enfermedades.

Durante la visita que realizó la titular de la cartera de Desarrollo junto a la subsecretaria de la Juventud, Brenda Ulman, expresó: “Compartimos una hermosa experiencia con estos jóvenes que dedican su tiempo y sus ganas de manera solidaria y empática para construir acciones con los demás. Celebramos estos espacios, sobre todo en este contexto tan difícil de pandemia que atravesamos”.

Asimismo, Paira agregó: “Para nosotros, desde el ministerio, es muy importante fortalecer todas estas acciones, donde los jóvenes generan proyectos y piensan alternativas que van desde lo recreativo a lo productivo. Este es uno de los ejes fuertes que trabajamos desde la Subsecretaría de la Juventud y transversalmente con las otras áreas para que, como lo marca nuestro gobernador Gustavo Bordet, las políticas que diseñamos podamos articularlas y empoderarlas en el territorio”.

Por su parte, Ulman agregó: “Desde la Subsecretaría de la Juventud consideramos importante acompañar a los jóvenes que participan en el ámbito comunitario, colaborando con su barrio. En esta visita pudimos compartir sus experiencias y cuáles son sus proyecciones, trabajando en este ámbito. Nuestro desafío es continuar trabajando con ellos y acompañándolos para poder generar espacios de participación e inclusión, donde se sientan parte”.

La vivencia de jóvenes colaboradores

Coordinado por una ONG, conformada por vecinos de la zona y voluntarios, el Centro Social San Agustín persigue la finalidad de prestar servicios de asistencia social general en forma gratuita a quienes lo necesiten.

En este sentido, la voluntaria Camila Cárpena explicó: “Si bien mi rol es actualizar las redes sociales, también comparto otras cosas. Por ejemplo, servimos la copa de leche tres veces por semana y hacemos distintas actividades en las que se puede integrar al vecino”.

Asimismo, la joven agregó: “Me parece muy importante nuestro rol para con el vecino porque llevamos una actitud de mucha energía, de alegría, y de optimismo. La idea es siempre llegarle de la mejor forma, y aportar desde lo que uno puede un beneficio al otro, y más con la situación que vivimos hoy en día. Es fundamental que los jóvenes nos juntemos, nos organicemos y propongamos ideas”.

Desde la institución promueven programas culturales, ambientales, educativos y sociales, fomentando la cooperación entre los habitantes de la ciudad, específicamente a través de la acción desplegada por las asociaciones vecinales, promoviendo construir conciencia social.

Sobre esto, Maitén Ramírez, que se desempeña como profesora de Taekwondo y fue coach de la selección entrerriana femenina en los Juegos Evita Nacionales 2019, comentó: “Todas las actividades son libres y gratuitas, la idea es hacer que los chicos aprendan una nueva filosofía de vida. Me da una alegría enorme poder enseñarles, que tengan la oportunidad de crecer y superarse a ellos mismos”.

El centro, además de la copa de Leche, cuenta con un servicio de peluquería. “Colaboro con el Centro Social cortando el pelo a los chicos, a los papás, a todos los que vienen y necesitan, porque no todos tienen las condiciones económicas para poder pagar un corte. Nosotros somos un voluntariado y trabajamos solo para ayudar”, contó la peluquera Rita Sánchez.

Finalmente, Nahuel Schroch y Maximiliano Montero colaboran en el mantenimiento del lugar, en los quehaceres de limpieza, de corte de pasto y de pintura entre otros. Sobre esto, Schroch dijo: “Tratamos de brindar todo lo que esté a nuestro alcance, incluso apoyo escolar. Es bueno este espacio que se genera, porque mantiene ocupado a los chicos en algo que les hace bien y evita que se vayan para otro lado”. Montero, por su parte, añadió: “Colaboramos en las actividades que se necesiten tratando de brindar lo mejor. Creo que es muy bueno que los vecinos vean que los jóvenes estamos ayudando en el vecindario, los pone contentos”.

(Prensa Ministerio de Desarrollo Social)



Compartir