El Espacio de Elías Almada presenta: Patrocinio Díaz

Patrocinio Dìaz

Patrocinio Dìaz

Por Elías Almada

Escritor
E-mail: almada-22@hotmail.com

Santiago del Estero Argentina (1905 – 16 enero 1969)

              Fue una delicada cancionista, una estilista, como la calificó en varias oportunidades Juan De Dios  Filiberto. El escritor Ricardo Güiraldes —autor del libro Don Segundo Sombra—, una verdadera pintura de época sobre el campo y sus personajes, dijo sobre ella: “Para mí fue la más grande folclorista criolla que he escuchado”.

                En el año 1937, la revista Radiolandia la entrevistó: “Nací en la propia capital de la provincia, en una casa de la calle Belgrano. Al fondo había una planta de tunas y un algarrobo centenario. Tengo ascendencia muy argentina, hasta mis abuelos lo eran. Me eduqué en el colegio de Belén, de hermanas, y una monjita me enseñó canciones litúrgicas, luego ella se quedaba horas escuchándome. ¿No se cansa? —le pregunté un día. Y me contestó que las canciones de Dios cantadas por un ángel no podían cansarla. Ya más grande estudié solfeo y piano, mi profesor era Manuel Gómez Carrillo, un alma grande. Después volví a la música para aprender guitarra, ya en tiempos de Chazarreta”.

                  Se inició  con el canto lírico. Actuó en festivales de aficionados dirigidos por profesionales que se encontraban eventualmente en Santiago. Bajo la dirección de José Oses interpretó la opereta “De Madrid a París”. Luego, con la colaboración del maestro Paride Grandi, hiso “La Geisha” y más tarde  “Caballería Rusticana”, su personaje fue Lola. Muy  Posteriormente interviene en un festival  organizado por Andrés Chazarreta, y este le propone formar parte del conjunto con el que viajaría a Buenos Aires. No tuvieron suerte con Humberto Cairo pero gracias  Joaquín de Vedia logran debutar en el teatro Politema, con singular éxito. La prensa se ocupó y en el diario La Nación, el prestigioso Ricardo Rojas escribió: “Era el coro de la selva y las montañas”, y de Patrocinio dijo: “Cuando inició el canto hizo temblar el corazón argentino”.

               En aquel reportaje de 1937 Patrocinio Díaz sigue diciendo: “”Todas nuestras canciones fueron de inmediata repercusión y pasaron a integrar diversos repertorios.

Fuimos la primera compañía de arte popular argentino que actuó en el Teatro Colón.

Luego pasamos al Teatro Solís de Montevideo, donde no sabían nada del repertorio que llevábamos.

Los bailarines llamaron la atención. Recuerdo que en el debut después de cantar, un espectador me gritó: “Cantas lindo gaucha de manos negras”, se refería al color oscuro de mi piel… claro.

Al día siguiente en un diario tomaron esa frase y salió publicado: “Es la primera vez que llega a nuestro teatro una criolla legítima de la patria hermana.

Una gaucha de manos negras.”” La intenciones de Chazarreta y su grupo eran de llegar a Europa pero no lo lograron, luego la cantante  Patrocino Díaz estuvo un tiempo alejada de los escenarios, y fue madre,  ya para 1930 viajó a radicarse en la capital porteña y va a incursionar brevemente en el tango.

                  Y sigue Patrocinio: “Filiberto era la voz de la pampa y de la ciudad y yo, la voz del norte argentino” Posteriormente de dedica a hacer radio. Para ella Marta de lo Ríos era la mejor cantante.

                   En 1937, fue elegida la mejor folclorista argentina, en un teatro colmado de público. En 1938 decidió incluir en su repertorio canciones nativas de los países de Latinoamérica.

                    En el cine su imagen quedó plasmada en el film Juan Moreira, estrenado el 7 de septiembre de 1936, dirigido por Nelo Cosimi, donde intervinieron los cantores Alberto Gómez, Néstor Feria y Antonio Podestá.


Compartir
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Villa Mantero Noticias
Hola !
Puedes comunicarte con nosotros aquí