El espacio de Elias Almada Presenta | Lucho Schuarmann por Rubén Stella |

Realizó una gran labor como escritor y poeta, amigo de Osvaldo "chacho" Dragun, lo acompañó en la realización de Teatro Abierto, guionista de canal nueve, también realizó el guión de una película sobre Osvaldo Pugliese, de quien también fue gran amigo.

Lucho tenía raíces manterenses, su madre Sara Cohen era oriunda de Villa Mantero, familia humilde y trabajadora.

Compartir

Por Elías Almada

Escritor.

Comenzaba el 1990 y  una tarde invitado por Félix Gutiérrez fui a tomar un café y a conocer a “Lucho“ Schuarmann, venia con un sueño,  realizar un taller de teatro de nivel Latinoamericano en Concepción del Uruguay.

El sueño de hizo realidad en marzo del 91, un mes a puro teatro en la ciudad, con teatreros de diversos países de América latina, España e Italia.

El evento de mayor significación en la cultura uruguayense de todos los tiempos.

Durante todo el periodo de organización tuve oportunidad de  compartir tiempo, charlas, anécdotas con Lucho y sobre todo aprender, aprender mucho,  y conocer a importantes personajes de nuestra vida cultural, el “Chacho” Dragún, el más grande  dramaturgo argentino, un entrerriano nacido en Colonia Berro, Vito, hermano de Lucho,  “el gordo” Tiberti, y muchos otros.

Con algunos compartí más tiempo que con otros,  pero fundamentalmente conocerlo a Lucho, granjearme su amistad.

Lucho  era nacido en Coronel Suarez, criado en Basavilbaso donde paso su niñez y su adolescencia la comenzó a transitar en Concepción del Uruguay.

Se consideró siempre un entrerriano, y vivió como un entrerriano de ley, derecho y de palabra, amigo leal y sincero,  uno de esos tipos que hoy nos hacen falta, luchador, buscando siempre lo mejor para el teatro y para su gente, jamás  impulsó o realizó diferenciación alguna por  creencias o pensamientos políticos, “el teatro era su familia y en la familia hay de todo, pero al fin y al cabo es la familia”,  se realizó como autor y poeta en la capital, y le entrego mucho amor a esa ciudad que lo vio feliz y triste en diversos periodos de su vida.

He tenido la oportunidad de leer unas cuantas cosas de él, y entonces puedo decir  que  en su vida tuvo una grave enfermedad, “la nostalgia” y por eso le entrego tanto amor en sus letras a cada uno de los sitios donde amo la vida,  sus poemas a su “Basilvaso” como lo nombraban algunos paisanos al pueblo y que a el  gustaba repetir a veces, tienen tanta pasión como los que le escribió a Buenos Aires.

Nunca se fue de un lugar, pues siempre estuvo volviendo, y en su noble corazón anidaron palabras para todos sus tiempos, Rubén Stella uno de sus grandes amigos ,a quien también conocí por él, expresa en su lectura el sentimiento de Lucho sin retaceos.

Si, Lucho es un compendio de amor, ternura, e imágenes en su poesía, Rubén al leerlo es la palabra  escrita de Lucho hecha mensaje sonoro. Pequeños grandes lujos que alguna vez en la vida nos podemos dar.


A Continuación, les dejo interpretado por Rubén Stella, un poema de Lucho…

Gracias Miryam Strat por compartirlo en Facebook.



Compartir