El espacio de Elias Almada presenta |Día de los Pueblos Originarios|

Pueblos Originarios
Compartir

Por Elias Almada

Escritor.

El 23 de diciembre de 1994, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que durante el Decenio Internacional de las Poblaciones indígenas del Mundo se celebre cada año el Día Internacional de las Poblaciones indígenas el 9 de agosto resolución 49/214.


En esa fecha se conmemora el día en que el Grupo de Trabajo sobre las múltiples Poblaciones de pueblos originarios de la Subcomisión de Prevención de Discriminaciones y Protección a las Minorías celebró su primera reunión en 1982.

             Sin embargo con anterioridad Con el objetivo de salvaguardar y perpetuar las culturas aborígenes de todo el continente, el 19 de abril de 1940 se celebró en Pátzcuaro, México, el primer Congreso Indigenista Interamericano.

En esa oportunidad se reunieron en asamblea los caciques representantes de las culturas indígenas de diferentes regiones del continente americano, en el que trataron, también, temas referentes a la situación social que vivían y buscar un camino común para enfrentar las adversidades.

Como consecuencia de este congreso se organizó el Instituto Indigenista Interamericano, que en la actualidad tiene su sede en México y depende de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Así se instituyó el Día Americano del Indio, en conmemoración a este acontecimiento, que hoy se celebra como Día de los Pueblos Originarios.

             En 1.945, por decreto N° 7550 del Poder Ejecutivo Nacional, la República Argentina reconoció esta fecha como reivindicatoria de los pueblos aborígenes.

             Mas a allá de la diferencias de fechas y motivos por las que se las establecieron, los más importante es que cada uno tengamos presente  a  los miembros de las diferentes etnias originarias y respetemos sus derechos, y para ello lo inicial es conocerlos, saber quiénes habitaron nuestro suelo antes de la llegada de los conquistadores.

Guenoas

            Los guenoas, güenoas, guaynoas, guinoas, guinoanes o guayantiranes, fue una parcialidad del pueblo indígena charrúa.

No suele distinguirse de la parcialidad minuán excepto por su distribución geográfica.

Ambos grupos son conocidos en conjunto como guinuanes, de acuerdo con varias fuentes históricas.

Al momento de la llegada de los conquistadores españoles al Río de la Plata, los guenoas se encontraban en la Banda Oriental del Río Uruguay, al norte del río Arapey (en los actuales departamentos de Tacuarembó, Treinta y Tres y Cerro Largo, extendiéndose también por el estado de Río Grande del Sur (en el sur de Brasil).

Uno de sus principales lugares sagrados se hallaba en el cerro Ibití, sobre el río Arapey.

Un cementerio guenoa se hallaba en el cerro Yauguá, sobre el Río Negro (Uruguay).

Charrúas y Minuanes, se dice que también bohanes y guenoas

Aunque últimamente se tiende a considerar los nombres «guenoas» y «minuanes» como derivaciones de una misma designación originaria-, con sus formas de vida primitivas y sencillas recorrieron en todos los sentidos esta agreste y fértil región.

Según una versión del padre Salaberry, en 1590 estos grupos indígenas abandonaron sus tierras y cruzaron el río Uruguay hacia la actual provincia de Entre Ríos, en busca de las vacas gordas de Hernandarias, (Hernando Arias de Saavedra o Hernando Suárez de Toledo Saavedra y Sanabria Calderón tal su nombre completo).

Los guenoas y los minuanes se aliaron a los charrúas que habían logrado escapar de las campañas militares contra ellos de 1749 y 1750. En 1752, los guenoas regresaron al lado uruguayo a consecuencia del bárbaro decreto del gobernador y capitán general de Buenos Aires, José de Andonaegui (1685-1761), que disponía: «Sujetar a los charrúas a la cruz y a la campana o pasarlos a todos a cuchillo».

              En la provincia de Entre Ríos existen grupos de descendientes de charrúas y pueblos afines que intentan realizar una recuperación cultural basándose principalmente en la información sobre dicho pueblo que se encuentra en la bibliografía y en las costumbres heredadas. Fue creada por ellos la Coordinadora de Comunidades Charrúas de Entre Ríos.

            Desde 1995 el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) comenzó a reconocer personería jurídica a comunidades indígenas (asociaciones) mediante inscripción en el Registro Nacional de Comunidades Indígenas, entre ellas a 3 comunidades charrúas de Entre Ríos:

  • Comunidad Charrúa del Pueblo Jaguar (en el departamento Villaguay, el 28 de junio de 2007)
  • Comunidad Güe Guidaí Berá (en el departamento Tala, el 17 de noviembre de 2009)
  • Comunidad Naybu (en la Colonia Federal del departamento Federal, el 9 de octubre de 2013)

   Se registran también  otras comunidades charrúas sin personería jurídica:

  • Comunidad Onkaijumar (Paraná)
  • Comunidad Guidai (Victoria)
  • Comunidad Los Algarrobos (departamento Gualeguaychú)
  • Comunidad Remajunen (de Chaco Chico, entre Gobernador Sola y Maciá)
  • Comunidad Jhuimen Etriek (Rosario del Tala y Maciá)
  • Comunidad Oyendajau (Durazno)
  • Comunidad Itanu (Villaguay)
  • Comunidad Charrúa Etriek (Villaguay)
  • Comunidad Carabi (Federal)
  • Comunidad Sacachispas (Chajarí)
  • Comunidad Inchala (Santa Ana)
  • Comunidad Itú o Salto Chico (Concordia)
  • Comunidad Cepe (Concordia)
  • Comunidad Abayubá (Concordia).

              Durante la Rebelión jordanista (1870-1876) participaron algunos charrúas, que al ser derrotados se refugiaron entre los qom del Chaco, integrándose en su cultura.

              Si bien disminuidos en su número y con su cultura muchas veces menospreciada, los pueblos originarios han logrado sobrevivir, están presente entre nosotros, y de algún modo todos debemos colaborar  para consolidar un mejor futuro para ellos.

Su cultura  también es parte de nuestras raíces.



Compartir