Día de la tradición

Casa natal de Jose Hernández

Casa natal de Jose Hernández

Compartir

Celebramos este día en homenaje a Jose Hernández y Pueyrredón, autor de la obra emblemática a de la literatura nacional “El Gaucho Martin Fierro”.


José Hernández nació un 10 de noviembre de  1834 en Chacras de Perdriel, siendo hijo  de Rafael Hernández e Isabel de Pueyrredón, prima hermana de Juan Martín de Pueyrredón,  tuvo dos hermanos, Rafael (fundador de la Universidad de La Plata y con quien compartió al experiencia  militar y vocación periodística) y Magdalena, además  era primo segundo del pintor Prilidiano Pueyrredón.  Se casó en Paraná con Carolina González del Solar, con quien tuvo ocho hijos, de los cuales los tres mayores  entrerrianos.

       Mientras los Pueyrredón  se manifestaron unitarios, los Hernández abrazaron el federalismo.

Tuvo gran vinculación con el campo y  los gauchos desde niño, a tal punto que hay quienes sostienen que el Gaucho Martin Fierro existió con ese nombre y que Hernández lo conoció, sería oriundo de la localidad de Tres Arroyos, en la provincia de Buenos Aires.

Otros argumentan que hay documentación de que habría vivido en el Pago de Monsalvo, en las zonas aledañas a la actual ciudad de Maipú.

Se ha investigado, que Hernández era muy amigo de Zoilo Miguenz, fundador del partido de Ayacucho, ahí encuentra una denuncia contra un tal Melitón Fierro, que es su alter ego en el libro.

De hecho, la única referencia geográfica que se cita en el libro es Ayacucho. Los numerosos análisis del Martín Fierro han destacado tanto las diferencias psicológicas del personaje como los cambios del propio José Hernández, en los siete años que median entre la publicación de «la ida» y «la vuelta» de Martín Fierro.

El poema es, en parte, una protesta en contra de la política del presidente argentino Domingo Faustino Sarmiento de reclutar forzosamente a los gauchos para ir a defender las fronteras internas contra los indígenas.

Para el 28 de noviembre de 1872  aparecía un anuncio  en el diario La República, anticipando su salida a la luz que se producirá unos días después. 

Pero las repercusiones más notables se darían con el tiempo y a partir de los trabajos y críticas que sobre el mismo hicieran Leopoldo Lugones  y Eleuterio Tiscornia. Leopoldo Lugones, en su obra literaria “El payador”, calificó este poema como,…,  ““el libro nacional de los argentinos””,…,  y reconoció al gaucho su calidad de genuino representante del país, emblema de la argentinidad.

Para Ricardo Rojas, la obra representaba el clásico argentino por antonomasia.

El gaucho dejaba de ser un hombre,…,””fuera de la ley””,…, para convertirse en héroe nacional.

Leopoldo Marechal, en un ensayo titulado Simbolismos del “Martín Fierro”, le buscó una clave alegórica.

José María Rosa vio en El Gaucho Martín Fierro una interpretación de la historia argentina.

También se ocuparon de la obra y a su tiempo, entre otros,  los autores Españoles Miguel de Unamuno y José Martínez Ruiz (Azorín).

En la actualidad se concluye en que “El gaucho Martin Fierro” es a las letras  latinoamericanas, lo que “El Canto del Mío Cid”  a las españolas.

   Jose Hernández trasciende con su obra, y además es un protagonista de la historia nacional, su familia según la rama por donde se la estudie  tuvo buenas y malas con Juan Manuel de Rosas, su  incursión en la vida militar y política comienza anda menos que  bajo el mando de de Pedro Rosas y Belgrano, el hijo de don Manuel, el creador de nuestra bandera, lucho a la órdenes del Gral.  Urquiza, luego formó parte de la última rebelión gaucha que intentó defender la autonomía de Entre Ríos y al Partido Federal contra los embates del presidente Sarmiento.

      

Fue liderada por Ricardo López Jordán, y su primer acto fue el asesinato de Urquiza.

Fueron derrotados en 1871; López Jordán y Hernández se exiliaron en Santana do Livramento, Brasil. Allí permaneció hasta 1872, año en que emigró a Uruguay; posteriormente fue amnistiado por Sarmiento y regresó a la Argentina.

Como periodista fundó y escribió en el Argentino de Paraná,  escribió también  El Litoral de Paraná, propiedad de Evaristo Carriego (padre), Ecos de Corrientes  y en el hoy decano de la prensa argentina La Capital de Rosario.



Compartir