BENITO QUINQUELA MARTIN

Benito Quinquela Martin

Por Elías Almada

Escritor
E-mail: almada-22@hotmail.com

Quinquela Martín, fue el pintor del Riachuelo por excelencia, y el más popular de los pintores argentinos. Su obra figura en los mejores museos de arte de Europa y América

Su Historia

         A las 8 de la noche del 20 de marzo de 1890, en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, fue dejado en la entrada de la Casa de los Expósitos, un niño de aproximadamente veinte días de edad, con camisa, pañal y ombliguero de madrás, faja blanca de algodón, gorrito y tres mantillas de bombasí, un trapo grueso de algodón y la mitad de un pañuelo de hilo. Fue bautizado el 21 con el nombre de Benito Juan y con el apellido Martín. Vivió casi ocho años allí. ¿Quién sería este niño?

        Su padre adoptivo, fue un genovés que había trabajado en Olavarría y que cargaba carbón de leña en La Boca, se llamaba Manuel Chinchella, quien tenía una carbonería en el barrio de la Boca, además trabajaba descargando carbón en el Puerto.  Su madre, una analfabeta entrerriana, nacida en Gualeguaychú, que lo amó y lo cuidó, se llamaba Justina Molina. Cuando este niño cumplió 29 años cambió la grafía de su nombre debido a los problemas y confusiones que le generaba, ya que a Chinchella le decían burlonamente «chinche» y además los genoveses lo pronunciaban Quinquela, por eso pasó a ser BENITO QUINQUELA MARTIN. Vivió con sus padres hasta que ellos fallecieron a los 78 y 84 años, con sus primeras ventas les compró la casa y la carbonería donde trabajó de niño.

        Ingresó a  la Escuela Primaria N° 4, pero pronto debió abandonarla debido a la situación económica de sus padres; Benito debía ayudar a sus padres en la atención de la carbonería.

       En 1904 Benito comienza a participar en la vida política repartiendo volantes y pegando carteles en la campaña que llevó al doctor Alfredo Palacios a ser el primer diputado socialista en Argentina y Latinoamérica. Quinquela frecuentaba la pequeña biblioteca de la Sociedad de Caldereros, e iba también al Centro Socialista de la Sección 4°, cuya biblioteca era más rica en temas diversos.

Allí conoció la obra de Dostoiewski, Gorki, Nietzsche y descubrió El Arte de Rodin. Mientras trabajaba en el puerto tomó  lecciones de dibujo y perspectiva en la casa del carpintero Casaburi, en la peluquería de Nuncio Nuciforo, comenzó a frecuentar a los exponentes de la cultura del barrio de La Boca: Santiago Stagnaro, Guillermo Facio Hebequer, Abraham Vigo, Vicente Vento y Arturo Maresca.

Ingresó en la Sociedad Unión de La Boca, dentro de la cual funcionaba el Conservatorio Pezzini – Sttiatessi, donde comenzó a tomar clases de dibujo.

Su maestro fue Alfredo Lázzari, quien fue el introductor en la Argentina del impresionismo a la italiana de los Macchiaioli. Lázzari guió a jóvenes que luego trascenderían como grandes exponentes del arte argentino: Fortunato Lacámera y Arturo Maresca, entre otros.

Tiene activa participación en la huelga portuaria de 1908 y al mismo tiempo comienza  a hacer sus pinturas al aire libre junto  Walter de Navazio.  Por razones de salud se traslada a Córdoba ya su regreso  inicio una tarea de montar  atelieres en  cuanto lugar se le ocurriera, hasta en los barcos, llevó una vida de vagabundo y se vinculó con los punguistas de la Isla Maciel, ante el pedido de su madre regresa al hogar y consigue un trabajo en la Aduana, que le permite tener tiempo para  su pintura.

En 1910 expone por primera vez junto a otros artistas en la Sociedad Ligure.  Conoce al director de la Academia de Bellas Artes, Pio Collivadino y su secretario  y secretario Eduardo Taladrid se convierte en su mecenas, ese mismo año obtiene el 3º premio en el salón nacional, a partir de allí su popularidad comienza a crecer en 1916 la revista Fray Mocho le hace su primer reportaje y lo titula “El Carbonero”, se afianza en su arte, crece y la popularidad y reconocimiento le llega como lo que fue, el gran pintor del Barrio de La Boca, para 1921 comienza sus viajes por América y Europa, luego por el interior de nuestro país.

Expuso sus obras no solo en las principales ciudades Rioplatense sino también en  la grandes urbes Europeas y le llego la consagración mundial.

           Falleció el 28 de enero de 1977


Compartir
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Villa Mantero Noticias
Hola !
Puedes comunicarte con nosotros aquí