Finalización de obras en la Parroquia San Miguel Arcángel de Villa Mantero

Con un gran esfuerzo se realizaron obras que eran necesarias hacer desde hace mucho tiempo, gracias a la colaboración del grupo de trabajo de la Parroquia, y la participación de toda la comunidad.

Se llevó a cabo la colocación de la canaleta en la Parroquia San Miguel Arcángel de Villa Mantero, trabajo que lo realizó una metalúrgica de Basavilbaso, con un presupuesto disponible aproximadamente de $ 15.000 pesos.

Además días atrás, se llevó a cabo la refacción de los ventanales del campanario, que tienen más de dos metros de alto, por lo cual se utilizaron sogas y escaleras para bajarlos, trabajar sobre ellos y luego subirlos.
Por último se adicionaron una malla metálica cuadriculada para impedir el ingreso de las palomas.

A su vez, se limpio en profundidad el campanario, del cual se recolectaron 8 bolsas de suciedad, además de nidos de aves

Los fondos utilizados para la realización de éstas obras surgen del resultado de todo el aporte que realiza la comunidad y quienes participan para llevar a cabo diferentes actividades, el esfuerzo que realiza grupo de trabajo de la Parroquia, sumándose que desde hace 5 años se realiza una rifa donde participan varias parroquias y el año pasado benefició en un valor aproximado a $85.000 que se utilizaron en obras.

Es importante tener en cuenta que año tras año el mantenimiento se debe realizar con mayor intensidad, ya que es un edificio centenario y los costos se vuelven cada vez más elevados, donde con todos estos fondos que se generan con la rifa, las fiestas, entre tantas otras cosas, gracias al aporte de toda la comunidad, podemos mantener la integridad de la Parroquia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

Toma de posesión del Padre Horacio, ceremonia, festejos y novedades en la Parroquia San Miguel Arcángel.

Emotiva ceremonia vivida dias atrás en la Parroquia San Miguel Arcángel de Villa Mantero, luego de la toma de posesión del Padre Horacio Mogni. «La […]