Buenos Aires: Asaltó a un Uber con una pistola de juguete, pero el chofer lo asesinó a tiros


-8 de abril de 2019- El gendarme estaba de franco. Es de Malvinas Argentinas y este domingo a la madrugada salió con su auto a trabajar como chofer de Uber y terminó matando a un ladrón a 300 metros de villa La Rana, en San Martín (Buenos Aires).


Fuente: Entre Ríos Ya

La modalidad que denunció el gendarme no es nueva en la zona. Según declaró, tomó un viaje en Bouchard y calle 2, pero cuando llegó dos jóvenes quisieron asaltarlo.
“Es una modalidad que se repite, hicimos varios allanamientos en villa La Rana por ese tema. Esto fue a 300 metros de la entrada, eligen la zona porque pueden escapar rápido a la villa y no los pueden alcanzar”, contaron fuentes policiales a Clarín.

No llegaron a subir al Renault Sandero negro que uno lo habría amenazado para robarle. Siempre según su denuncia, los supuestos pasajeros “lo amenazaron con un arma de fuego y le exigieron que entregara dinero”. Fue en ese momento que el gendarme dio la voz de alto, se identificó y sacó su pistola reglamentaria.

El joven, identificado como Esteban Alexis Batista (19), terminó con un disparo en el pecho y murió a los pocos minutos. Su cuerpo quedó tendido junto al auto.
El gendarme logró retener al cómplice, llamado Joel, que también tenía 19 años. Fue detenido por la Policía tras el llamado al 911.
La investigación quedó en manos de la UFI N° 5 de San Martín, que no tomó ninguna medida contra el suboficial, quien esta tarde continuaba en la comisaría declarando, confirmaron los voceros.

El agente de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) tiene 42 años y estaba de franco. Secuestraron su arma, pero al momento no está detenido ni se le imputa ningún delito.
“Personal de la comisaría 2° de Villa Ballester fue alertada por el hecho y en poder del fallecido encontró una réplica de pistola”, confirmaron fuentes policiales.

Batista tenía antecedentes en cuatro causas de 2012 a 2018 por hurto, tentativa de robo y tenencia de drogas. Su cómplice también tenía causas por hurto e intento de robo en 2017 y 2018.
El 10 de noviembre del año pasado balearon a una nena de cuatro años en un asalto en villa La Rana. Una mujer iba a Pilar a visitar a un familiar y, como había un choque, siguió el desvío del GPS y entró al barrio. Rodearon su auto y quisieron asaltarla.

Asustada, la mujer aceleró y uno de los ladrones disparó. La bala rompió el vidrio trasero e hirió a Alma por la espalda. Fue en el cruce de Bahía Blanca y Bermejo.
Al día siguiente, un día después, en Villa Ballester, dos motochorros asesinaron a la piloto de karting Zaira Rodríguez (21). Los detenidos por los dos casos vivían en el mismo asentamiento.

Fuente: Clarín